Instalado en Pas de la Case (Andorra) desde 1948, Joan Borra Cebrián abrió su negocio "Els Benvinguts" (que significa "Los Bienvenidos") en 1953.

Al principio era un pequeño bazar con aspecto de refugio de montaña, donde se podía encontrar de todo: latas de sardinas, alcohol, tabaco, perfumes, etc., pero muy pronto empezó a vender joyas y relojes, convirtiéndose en el primer joyero del pueblo. Luego completó el negocio de la joyería con el de la vajilla (porcelana de Limoges, cristal de Sèvres y de Bohemia o cubertería de Christofle, entre otros).

A lo largo de los años, la empresa se ha especializado y siempre ha basado su trabajo en la calidad, la confianza y el servicio.

La prueba es una clientela fiel que ha continuado de generación en generación durante más de 60 años.

Actualmente, continuamos nuestra actividad únicamente con nuestra tienda online para ofrecer nuestros productos y nuestros conocimientos a todo el mundo.